Más que números

Nos fijamos demasiado en los números. Medimos casi todo cuantitativamente y eso, como decía El Principito, nos despista de lo esencial. Esta reflexión, que se puede aplicar a tantos y tantos aspectos de la vida, me ha llevado hoy a pensar, por extraño que parezca, en la evaluación de las estrategias comunicativas de social media.

El número de seguidores de una marca en las redes sociales se sigue sobrevalorando y adquiere un protagonismo, a mi juicio inmerecido, en la escala de variables que determinan la influencia en la red. Alcanzar un mayor número de fans en Facebook o Twitter no debería ser un objetivo en sí mismo, sino la consecuencia directa de una comunicación acertada.

Lo hemos escuchado hasta la saciedad: en Internet, el contenido es el rey. Facilitar a nuestros seguidores y, no lo olvidemos, potenciales clientes, la información que están buscando supondrá aumentar el compromiso e interacción de estos con nuestra marca. Y a largo plazo, esto se traduce en una mayor tasa conversión, que es lo que más nos interesa.

La obsesión por las grandes cifras está llevando a algunas compañías a poner en marcha acciones de gran impacto, como concursos y sorteos, que en pocos días duplican el número de seguidores. No lo negaré; estas estrategias pueden tener muy buenos resultados, pero siempre y cuando no confundamos cuál es nuestro propósito. Y nuestro propósito no debe ser aumentar los fans que tenemos.

La cantidad no sirve de nada si no va acompañada por la calidad. Una marca debe ser capaz de discriminar en las redes cuál es su público potencial y dirigirse a él. Si una frutería sortea un iPad conseguirá un gran número de seguidores interesados en tecnología, pero no en alimentación saludable. Así lo explicaba Tristán Elosegui en su blog.

Evaluar la influencia de una marca en la red no es una simple cuestión de números. Es necesario ir más allá, analizar cómo se comporta nuestro público y determinar qué repercusión tiene la estrategia que seguimos en redes sociales en otras áreas como el número de ventas, la difusión de la web o la imagen pública de la compañía.

En este post de Patrick Murphy encontraréis algunas claves importantes a tener en cuenta a la hora de medir la presencia de una empresa en las redes sociales.

Los comentarios están cerrados.

es el blog de écran | © 2017 écran comunicación interactiva | Aviso legal